1954, Autorretrato en un paisaje

1954, Autorretrato en un paisaje con el sol poniéndose. Medio y dimensiones desconocidas. Pintura destruida por Kahlo.

1954, Autorretrato en un paisaje con el sol poniéndose.
Medio y dimensiones desconocidas. Pintura destruida por Kahlo.

Este autorretrato muestra a Frida sentada con el rostro en el centro de un gran girasol que se desvanece y hasta parece que quiera salir ardiendo. Cuando la obra estaba casi acabada fue destruida por la misma Frida.

En esta pintura se percibe claramente que Frida había perdido la habilidad para pintar haciendo trazos amplios y borrones de pintura. La enfermedad y sobre todo el dolor hacían mella en un cuerpo quebrado y sometido a la mezcla desproporcionada de analgésicos y alcohol.

Esta pintura poco conocida y raramente vista fue uno de los últimos cuadros de Kahlo. Fue encargado por uno de sus mecenas y fue pintado a principios de 1954, mientras estaba confinada en su cama recuperándose de la amputación de su pierna derecha.

Cuando ya estaba casi acabado, lo destruyó diciendo que la pintura la mostraba con una energía y vitalidad que ella ya no poseía.

Etiquetado como